MIS PLANES A FUTURO

Sólo sé que no sé nada.

A las bravas me lanzo y llegaré a dónde haya de arribar, siempre que la pasión me ampare podré conseguir lo que me proponga. Lo más complejo es siempre decidir cuál es el siguiente paso a dar.